Cómo se clasifican los diamantes: las "4 C"

Clasificación de diamantes 101

Los diamantes cultivados en laboratorio se clasifican con los mismos estándares que los diamantes extraídos, según los factores de calidad de las 4 C.   

"Hasta mediados del siglo XX, no había ningún estándar acordado por el cual se pudieran juzgar los diamantes. El GIA (Instituto Gemológico de América) creó el primer estándar, y ahora aceptado mundialmente, para describir los diamantes: claridad, color, corte y Quilate.

Hoy en día, las 4 C de la calidad del diamante son el método universal para evaluar la calidad de cualquier diamante, en cualquier parte del mundo. La creación de Diamond 4C significó dos cosas muy importantes: la calidad del diamante se podía comunicar en un lenguaje universal, y los clientes de diamantes ahora podían saber exactamente lo que estaban a punto de comprar". (Fuente: sitio web educativo sobre las 4 C de la calidad del diamante de GIA )

Claridad del diamante

La claridad se refiere a la presencia o ausencia de características dentro y sobre el diamante, visibles con un aumento de 10X. La evaluación de la claridad del diamante implica determinar el número, el tamaño, el relieve, la naturaleza y la posición de estas características, así como también cómo afectan la apariencia general de la piedra. Cuanto mayor es el grado de claridad, más raro se vuelve un diamante.

Es interesante notar que a simple vista, no hay diferencia visual en los diamantes de clasificación VS o superior, es por eso que mucha gente considera que los diamantes con claridad SI son el mejor valor. *Dado que creemos que un diamante de muy baja claridad puede verse comprometido estructuralmente, Identity Diamonds no tiene los dos grados de claridad más bajos (I2 e I3) en su inventario.

Colores de diamante

​El color del diamante en realidad significa falta de color. La calificación de color de un diamante blanco se basa en la ausencia de color. Cuanto menos color tenga un diamante, mejor será el grado de color. Los grados de color se clasifican en diferentes rangos:

  • DE y F (gama incolora, los grados de color más altos, sin color perceptible);

  • GHI y J (rango casi incoloro, se nota muy poco el color, pero sigue siendo un valor excelente);

  • KL y M (gama de colores tenues, tono amarillo o marrón fácilmente detectable);

  • N a Z (gama de colores muy claros y claros, color de grado inferior con un color extremadamente fácilmente detectable).

También hay una gama de diamantes de colores, que incluye todos los tonos de azul, amarillo, rosa, naranja, verde y rojo, y se clasifica en una escala de colores diferente llamada Fancy Color Scale.

Cortes de diamante

Posiblemente el factor más importante en la apariencia general del diamante, la talla se refiere a la capacidad del diamante para transmitir luz y, por lo tanto, brillar. El grado de talla de un diamante no se refiere a su forma, sino a qué tan bien interactúan las facetas de un diamante con la luz. Los principales factores a la hora de clasificar el corte son las proporciones, la simetría y el pulido. Un diamante con un color perfecto y una claridad impecable sólo brillará si se cortó según los estándares adecuados, mientras que un corte de mala calidad hará que cualquier diamante parezca opaco o "muerto".

*Los grados de talla solo están disponibles para diamantes redondos.

Quilates de diamante

El "tamaño" de un diamante. Un quilate es en realidad una medida de peso y un quilate métrico (1,00 ct) pesa 200 miligramos. En igualdad de condiciones, el precio por quilate aumenta cuando aumenta el peso en quilates, porque los diamantes más grandes son más raros y, por tanto, más valiosos.